Consejos para la Mamá

Estimada Mamá:

Los Neonatólogos y Matronas de la Unidad de Neonatología del Hospital Clínico Universidad Mayor, desean darle a conocer algunas recomendaciones para el cuidado de su hijo, como asimismo, ciertos eventos de común ocurrencia en el período neonatal, de modo tal, que el conocimiento de ello y su aplicación, les facilite la crianza y les permita un mayor bienestar.

MEDIO-AMBIENTE

1. Medio ambiente:

Su hijo debería crecer en un ambiente amigable: Temperatura (si es posible, una temperatura medio ambiental entre 20 a 22º C).
Luminosidad y ruidos ambientales: habituales.
Aire libre de humo de cigarrillo u otros contaminantes. Ventilar con cierta frecuencia la habitación donde pernocta con su bebé.
Evitar el contacto de su hijo con personas portadoras de enfermedades infecto-contagiosas.

bebe2

2. Posición y tipo de cuna:

 

Recomendamos un colchón liso y no deformable (que no se hunda). En general no debería usar cabecera, si Ud. decide utilizarla, ésta debe ser indeformable y de poca altura (2 cms). Sugerimos que la cuna tenga una inclinación de modo tal, que la cabeza y el tórax queden en un nivel por sobre el de las extremidades inferiores (ángulo de aproximadamente 20º – 30º).

Posición del neonato al dormir: con la cuna en posición de semi fowler (cuna inclinada como se menciona anteriormente), es recomendable que el recién nacido duerma de espalda (decúbito dorsal) lo cual, disminuye la posibilidad de muerte súbita.

lavado

3. Manipulación del Recién Nacido:

 

Es fundamental que se cumplan medidas básicas de higiene, especialmente un adecuado lavado de manos, antes y después de la atención de su hijo.

amamantar

4. Alimentación:

Dado las insustituibles ventajas que ofrece la alimentación al pecho materno, para la madre, el recién nacido y la sociedad, entre otras:

  1. Fortalece la unión madre-hijo (vínculo afectivo), menor maltrato infantil.
  2. Reduce el riesgo de cánceres de ovario y mama (debido al efecto hormonal).
  3. Proporciona una mayor estimulación temprana y desarrollo sensorial del niño.
  4. Da protección inmunológica: por lo tanto, menor incidencia de enfermedades respiratorias y gastrointestinales.
  5. Mejor agudeza visual.
  6. Nutrición óptima: disminuye riesgo de obesidad y desnutrición.

Ud. debería alimentar a su hijo exclusivamente con leche materna, durante los primeros 6 meses de vida, y es la única ingesta que requiere el recién nacido en este período (no necesita de agua extra). En los primeros días la alimentación al pecho pudiera presentar algunas dificultades, en cuanto a horario, tiempo de la mamada, etc., lo cual puede ser normal. Debería amamantarse con intervalos no superiores a 3 horas, y procurando extraer todo el contenido de un pecho antes de succionar el otro. Existen diversas técnicas de lactancia.

La madre se sienta cómoda, con la espalda apoyada e idealmente un cojín sobre su falda, apoya la cabeza del niño sobre el ángulo del codo. Sostiene la mama con los dedos en forma de “C”.

El niño enfrenta a la madre; abdomen con abdomen, quedando la oreja, hombro y cadera del niño en una misma línea. Los labios están abiertos, cubriendo toda la areola. La nariz toca la mama.

Previo al alta su hijo debe estar alimentándose adecuadamente.

cordon

5. Aseo del cordón umbilical:

 

Debe ser aseado con alcohol de 70º, varias veces al día. El desprendimiento del cordón ocurre en general entre los 7 y 14 días, puede presentar un leve sangramiento. Si presenta inflamación alrededor del cordón o mal olor, es anormal y debe consultar con su Neonatólogo.